martes, 1 de noviembre de 2016

Funcionarios en expectativa de destino

funcionarios expectativa destino
Las distintas situaciones administrativas en que los funcionarios pueden encontrarse hacen que sea necesario conocer en detalle cuáles son los efectos y consecuencias de cada una de ellas. El procedimiento de reasignación de efectivos puede dar como consecuencia que determinados funcionarios queden en la situación de expectativa de destino. Esta situación es limitada en el tiempo y tiene una serie de efectos y condicionantes que hacen necesario un estudio individual de esta situación. Puede afectar a funcionarios adscritos a cualquier Administración Pública.


Obligaciones funcionarios en expectativa de destino


La reasignación de efectivos es un proceso compuesto de distintas fases, como puede consultarse en el artículo Reasignación de efectivos de funcionarios. Aquellos funcionarios que no hayan conseguido un puesto de trabajo en las dos primeras fases del procedimiento, pasarán a la situación de expectativa de destino. Estos quedarán adscritos al Ministerio para las Administraciones Públicas, en relaciones específicas de puestos en reasignación, hasta el momento en que sea reasignado a otro puesto de trabajo.

Esta situación de expectativa de destino puede mantenerse únicamente durante un año como máximo, quedando los funcionarios que transcurrido ese tiempo no hayan conseguido un puesto de trabajo en la situación administrativa de excedencia forzosa. Durante el tiempo que los funcionarios permanezcan en expectativa de destino están obligados a aceptar los puestos, que teniendo características similares a los que desempeñaba y estando dentro de la misma provincia, le sean ofrecidos. También están obligados a participar en los concursos de méritos que se convoquen y que sean adecuados a su Cuerpo o Escala, y radiquen en su misma provincia.

También están obligados los funcionarios en expectativa de destino a realizar los cursos de capacitación a los que sean convocados y que estén impartidos u organizados por el Instituto Nacional de Administración Pública y los Centros de formación reconocidos oficialmente. A todos los efectos mencionados, se considera que un puesto es de similar características cuando guardan similitud en la forma de provisión y en las retribuciones que tiene asignadas el puesto con respecto al puesto de trabajo que estaba desempeñando el funcionario con anterioridad. El incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones implicará que el funcionario pase de forma inmediata a la situación de excedencia forzosa.

Derechos de los funcionarios en esta situación


El órgano encargado de efectuar la declaración de expectativa de destino es la Secretaría de Estado para la Administración Pública. Este mismo órgano se encarga del cese de esta situación y de toda la gestión de los funcionarios que se encuentren en esta situación. Mientras dure esta situación de expectativa de destino, los funcionarios seguirán percibiendo en su nómina las retribuciones básicas, el complemento de destino del grado personal que tenga consolidado o en su caso, el nivel del puesto de trabajo que estaban desempeñando, y la mitad del complemento específico que tenía asignado en el momento de pasar a la situación de expectativa. Para el resto de efectos, esta situación es equiparable a la servicio activo.

Más información sobre situaciones administrativas de los funcionarios.