viernes, 14 de octubre de 2016

Otros beneficios de los funcionarios públicos

beneficios de los funcionarios
Ser funcionario tiene muchas ventajas hoy en día y eso es conocido por la opinión pública. Lejos quedaron aquellos tiempos en que trabajar en la empresa privada era la mejor opción para muchos, buenos sueldos, inmejorables condiciones laborales y una estabilidad causada por la existencia de muchos puestos de trabajo, eran elementos que hacían más atractiva esta opción frente a la de trabajar en la Administración Pública. Las cosas han cambiado de nuevo y ser funcionario es sinónimo de estabilidad y de buenas condiciones laborales.



La estabilidad de los funcionarios


Es precisamente la estabilidad en el puesto de trabajo uno de los elementos más valorados en una sociedad en que los contratos precarios, en multitud de ocasiones con una duración determinada y en otras aunque sean contratos fijos, con muchas posibilidades de que pueda ser despedido de la empresa gracias al bajo coste que puede suponer para las empresas las liquidaciones de contratos por despido. Pero esta estabilidad no es solo valorada por los trabajadores de la empresa privada y los propios funcionarios.

El mercado puede gozar de una cierta estabilidad económica debido en gran medida al aporte de los funcionarios. Este hecho de que cada mes el funcionario cobre su nómina con total seguridad es un aliciente muy importante para las entidades bancarias. La casi totalidad de bancos tienen actualmente condiciones muy especiales para este colectivo, independientemente de que sean funcionarios de la Administración General del Estado, de la Administración Autonómica o de la Administración Local.

Estas condiciones especiales que reciben los empleados públicos de las Administraciones por parte de las entidades bancarias se centran en beneficios por tener la nómina domiciliada, llegando incluso a ofrecer cuentas remuneradas con diferentes tramos en función del saldo que se mantenga en la cuenta. También ofrecen descuentos en los recibos más habituales: luz, agua, gas, telefonía e impuestos locales entre otros. La oferta que los bancos presenta a los funcionarios también engloba productos de financiación: anticipos de nómina, préstamos al consumo e hipotecas con diferentes modalidades. Tarjetas de crédito y débito sin comisiones, y productos para el ahorro y la inversión, completan la oferta que estas entidades ofrecen al colectivo de funcionarios.

El Gobierno aprueba subidas ridículas para los funcionarios


Quienes no parecen darse cuenta de que el consumo que los funcionarios alcanzan suponen un valor muy importante para la economía nacional son los Gobiernos. Independientemente del  gobierno que se encuentre en el poder, durante años los funcionarios han ido perdiendo poder adquisitivo, viéndose obligados a reducir el consumo y aplazando para mejor ocasión inversiones que suponen una inyección a la maltrecha economía de los últimos años. Si hay nuevo gobierno para 2017, los funcionarios verán incrementadas sus nóminas en un 1%. Ya veremos cómo afecta esto a la economía.

Más información sobre retribuciones de los funcionarios.