0

Aprobar unas oposiciones para ser funcionario

oposiciones para ser funcionario
Hace 30 años casi nadie pensaba en ser funcionario. Las oposiciones eran algo muy desconocido para la mayoría de los españoles en edad de trabajar. Poco a poco fue apareciendo la nueva normativa que regulaba los diferentes procesos selectivos y los distintos sistemas de acceso a los cuerpos adscritos a las Administraciones Públicas. Pero todavía la gente podía encontrar trabajo en la empresa privada y no había demasiado interés por ser funcionario.

 

Ser funcionario en tiempos de crisis


El tiempo fue pasando y los trabajos en la empresa privada proporcionaban buenas condiciones laborales. Buenos sueldos y horarios no demasiados prolongados hacían de esta opción una de las mejores para trabajar. Cuando llegó el boom inmobiliario, los sueldos en la empresa privada se dispararon, las ofertas de trabajo aumentaban cada día, permitiendo cambiar de trabajo si el que se tenía no satisfacía. Trabajar en la administración por un sueldo muy inferior a lo que se podía cobrar en otras empresas no era una opción muy apetecible.

Aunque es cierto que la estabilidad laboral de los funcionarios siempre ha sido apreciada, era más fácil presentar un curriculum y pasar la entrevista para acceder a un puesto de trabajo que dedicar horas y horas a preparar unas oposiciones con un extenso temario a estudiar. Pero llegaron los inicios de la crisis, llegaron los despidos en las empresas y los recortes de los derechos conseguidos en años anteriores.
 
En ese punto empieza a tomar valor las ventajas de ser funcionario. Ahora más que nunca se considera como una gran ventaja la estabilidad en el puesto de trabajo, ahora importa menos que el sueldo no sea tan alto, ya que con la bajada que han tenido los de la empresa privada, los sueldos de los funcionarios ya no están tan mal. Pero la crisis también ha llegado a la administración, las ofertas de empleo público se han congelado, solamente se convocan plazas para determinados cuerpos y en número muy inferior a los años anteriores.

Todavía ser funcionario tiene muchas ventajas


También los recortes llegaron para los funcionarios, reducciones del sueldo, reducciones de vacaciones, recortes de días de asuntos propios, aumento del horario de trabajo y lo último hasta el momento, eliminación de la paga extra de Navidad. Pero a pesar de todo, en algunas empresas privadas están peor, ni siquiera saben si pasaran las navidades ocupando su puesto de trabajo. A pesar de las congelaciones de oposiciones, todavía sigue siendo una salida para muchos que ven que las condiciones en las que trabajan los funcionarios siguen siendo mejores que las que ofrecen en muchas empresas privadas.