jueves, 9 de mayo de 2013

Excedencia voluntaria de los funcionarios

excedencia voluntaria de los funcionarios
Durante los años de bonanza económica la posibilidad de pedir la excedencia voluntaria por parte de los funcionarios para ir a trabajar en la empresa privada era una opción muy ventajosa. En aquellos tiempos los sueldos de la privada eran muchísimo más altos que los que se cobraban en la Administración y las posibilidades de cambiar de trabajo, si el que estabas ocupando en la privada dejaba de interesar, eran muy altas. Fue un buen momento para pedir la excedencia voluntaria.




Peticiones de excedencia voluntaria de los funcionarios


Con el paso de los años y el cambio en el escenario económico de este país, la situación ha cambiado radicalmente. Actualmente la estabilidad en el sector privado es muy reducida. Se producen despidos cada día y existen muchas empresas con serias dificultades para continuar con su actividad económica. En cambio en la Administración los funcionarios, a pesar de los continuos recortes que están sufriendo, siguen estando en mejores condiciones que los trabajadores de la empresa privada.

Los sueldos se han igualado bastante, incluso en muchas ocasiones el sueldo de los funcionarios es mejor que el que se cobra en muchas empresas. La estabilidad sigue siendo real dentro de la Administración si se es funcionario de carrera, no ocurre lo mismo con los interinos y el personal laboral, y en general las condiciones de trabajo son mejores.

Aparte de la mejor situación de la Administración con respecto a la privada, el principal problema hoy para aquellos funcionarios que solicitan la excedencia voluntaria es la reincorporación al servicio activo. Aunque existan plazos que hay que cumplir para poder solicitar la excedencia voluntaria, y también plazos mínimos de estancia en esta situación, no está establecido que plazos tiene la Administración para conceder el reingreso al servicio activo en determinados tipos de excedencia.

Problemas con la reincorporación al servicio activo


Esta situación de dudas en cuanto al reingreso al servicio activo, junto a la peor situación del mercado laboral en la empresa privada, hacen que muchos funcionarios se piensen más que antes el solicitar la excedencia voluntaria. En la actual coyuntura económica, si no es algo sumamente imprescindible, es mejor no pedir la excedencia voluntaria y esperar a un mejor momento para hacerlo.
 
Más información sobre excedencia funcionarios.