0

Ahora quiero ser funcionario

quiero ser funcionario
Hoy en día la opción de ser funcionario es escogida por muchos jóvenes que ven en el funcionariado una forma de salida laboral que en determinados aspectos supera las expectativas que pueden tener en la empresa privada. El principal problema que tienen aquellos que optan por esta vía es que en la actualidad la mayoría de las oposiciones están congeladas, por lo que el abanico de posibilidades es muy reducido.





Los funcionarios y la situación económica


El personal funcionario en España ha pasado por diferentes etapas a lo largo de los últimos años. Antes del boom económico la opción de ser funcionario era vista como una opción más de trabajo, en condiciones muy comparables a las que se daban en la empresa privada. Hubo un tiempo en el que era complicado conseguir información sobre las oposiciones, pero con el tiempo esto fue cambiando y la información empezó a fluir. Cualquiera podía acceder a una plaza en la Administración, solo había que superar la competencia de los demás opositores.

Llegaron los años de bonanza económica y ya nadie quería ser funcionario. Era mucho mejor encontrar un puesto de trabajo en cualquier empresa, se ganaba muchísimo más dinero y se tenía una mayor proyección profesional. De hecho se llegaba a decir que el puesto de funcionario era para los menos competentes, los que no podían hacer una carrera en la empresa privada, donde ascender y ser retribuido con sueldos muy por encima de la media del funcionariado, era lo habitual.

Pero llegó la crisis. Empezaron los despidos en la empresa privada. Los sueldos y los diferentes elementos retributivos cayeron en picado. Era el momento de empezar a valorar la estabilidad laboral que los funcionarios disfrutan. A pesar de los recortes que los funcionarios han visto en sus sueldos, en la comparación con la empresa privada el funcionario en esta nueva época sale beneficiado. Ahora muchos quieren ser funcionarios, ahora se valora de nuevo.

Estudio y constancia para ser funcionario


El principal problema que tienen actualmente los opositores es la escasez de plazas en las convocatorias. Son muchas las oposiciones que están congeladas y las Ofertas de Empleo Público de los últimos años solo incluyen plazas para determinados puestos. Pero si se desea conseguir una de ellas, la fórmula es la de siempre, esfuerzo y estudio constante, una oposición no se prepara dedicándole unas horas. Hay que ser consciente de la dificultad de las pruebas y de que solo los que obtengan las mejores notas conseguirán las plazas vacantes.

Más información sobre oposiciones.