0

¿Vale la pena invertir tiempo en oposiciones?

oposiciones funcionarios
El panorama laboral está realmente complicado. Cuando se publica alguna oferta vacante, siempre hay un gran número de candidatos que cumplen los requisitos para poder optar a ella. Si esto pasa en la empresa privada, no digamos en los puestos que se convocan para funcionarios de las distintas Administraciones Públicas. Si en las oposiciones, los candidatos se fijasen exclusivamente en ese dato, ninguno se presentaría ya que la competencia por las pocas plazas vacantes es altísima.




Esfuerzo y dedicación para aprobar unas oposiciones


Algo que hay que tener presente al presentarse a unas oposiciones. A diferencia de lo que ocurre cuando se está estudiando en la universidad o en el instituto, no existe competencia, basta con demostrar que se conoce la asignatura suficientemente para aprobarla, en las oposiciones hay que demostrar que se sabe, pero además hay que demostrar que se sabe más que el resto de candidatos, es la única manera de conseguir una plaza.

Hay oposiciones que requieren de muchas horas de estudio, algunos tardan años en preparársela. En cambio hay otras mucho más asequibles. Normalmente esta dificultad y extensión en la preparación coincide con la categoría profesional del cuerpo al que se pretende acceder. Las oposiciones a funcionarios del subgrupo A1 son las más extensas, con programas muchos más largos y con un mayor número de ejercicios a superar. Otras oposiciones como las correspondientes a los subgrupos C2 o C1 requieren de una menor preparación, pero hay que tener en cuenta que normalmente el número de candidatos es mayor.

Una vez que se consigue ser funcionario, independientemente del subgrupo al que se pertenezca, al transcurrir dos años efectivos de servicios prestados se puede optar a conseguir una plaza de categoría superior a través de oposiciones de promoción interna. En la mayoría de las oposiciones se reservan plazas para los que ya son funcionarios y quieren promocionarse, por lo que en ocasiones es más fácil acceder a un grupo inferior para luego ascender internamente.

Las ventajas de llegar a ser funcionario


El tiempo que se dedica a preparar unas oposiciones es realmente efectivo si al final se consigue aprobar y optar así a una plaza de funcionario. Las ventajas laborales, económicas y sociales son muchas, por lo que vale la pena el esfuerzo por conseguir aprobarlas. La mejor opción es centrarse en una única convocatoria, o en dos si están muy relacionadas, organizar el tiempo disponible y persistir hasta conseguirlo.

Más información sobre oposiciones a funcionario.