martes, 19 de junio de 2012

Posibles nuevos recortes para los funcionarios


La Secretaría de Estado de Administraciones Públicas ha difundido un borrador en el que se incluyen posibles nuevos recortes para los funcionarios. En este caso no se trata de retribuciones directamente, aunque al tratarse de un recorte en los días de vacaciones que los funcionarios disfrutan, suponen un aumento de horas de trabajo por el mismo salario, por lo que de nuevo se produce una disminución de sueldo.

Aunque aún no es definitivo y los sindicatos han alzado la voz de alarma, el documento que circula pretende hacer variaciones en aspectos que en el Estatuto Básico del Empleado Público están reconocidos como negociables con la parte social, por lo que una modificación de forma unilateral rompe todos los acuerdos alcanzados hasta la fecha en materia de calendario laboral.

Recortes en vacaciones y en flexibilidad horaria

Estos posibles nuevos recortes para los funcionarios afectarán a las vacaciones  y al tiempo de trabajo establecido. Actualmente los funcionarios de nuevo ingreso disfrutan de un total de 22 días laborales de vacaciones por año completo de servicio prestado. A medida que la antigüedad del funcionario va aumentando también se aumenta el número de días, de manera que al cumplir 15 años de servicio el funcionario disfruta de 1 día más al año. Igual ocurre al cumplir 20, 25 y 30, de forma que en total un funcionario con más de 30 años de antigüedad disfruta de 26 días laborales de descanso al año.

Con la reforma que se pretende introducir esos días de más quedarían anulados, teniendo por tanto 22 días todos los funcionarios, independientemente de la antigüedad que se tenga en la administración. Pero no acaba ahí la modificación pretendida en las vacaciones. Actualmente el período al que se tenga derecho se puede fraccionar en períodos mínimos de 5 días, que se pueden utilizar en cualquier fecha del año, siempre que las condiciones del servicio lo permitan, desde el 1 de enero hasta el 15 de enero del año siguiente.

Con la nueva modificación se pretende que el período de disfrute de las vacaciones sea exclusivamente entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, sin poder dejar días para otros meses del año. Habitualmente los funcionarios reparten las vacaciones anuales entre los meses de verano, en Semana Santa o en Navidades, por lo que esto obligará a muchos a cambiar sus hábitos vacacionales, al no quedar otra alternativa que su disfrute en verano.

Otra modificación que también se incluye en este documento de posibles recortes para los funcionarios es el relativo al horario de trabajo. Se pretende una presencia obligada en el horario de 9 a 3 de la tarde, sin posibilidad de flexibilizar la jornada. Esto también dificultará la conciliación de horarios con las obligaciones familiares, ya que gracias a la regulación de los horarios existentes en la actualidad, el funcionario puede adaptar su horario de manera flexible para cumplir su jornada laboral.

Son aspectos a negociar con los sindicatos

Ante los posibles nuevos recortes para los funcionarios los sindicatos han reclamado negociar con las administraciones esta nueva situación y así poder llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes, ya que es un tema de una gran repercusión que afectará tanto a los funcionarios del Estado, como a los de las Comunidades Autónomas y a los de la Administración Local.