miércoles, 11 de julio de 2012

Recortes a funcionarios aprobados, y sigue...

Recortes a funcionarios aprobados
Los anunciados recortes a los funcionarios se van aprobando ya. En la ley de Presupuestos Generales del Estado para este año, que fue publicada en el BOE de 30 de junio, se establecen una serie de medidas relacionadas con el horario y la jornada general del trabajo en todo el Sector Público, se establecen límites de gastos de personal, anulando cualquier convenio o acuerdo existente, y se establece las características que definirá la Oferta de Empleo Público para el 2012.

Las oposiciones que se van a celebrar en 2012 van a ser muy pocas y solamente se van a crear nuevas plazas en una relación muy limitada de cuerpos y organismos relacionados en la nueva Ley de Presupuestos. También se establece en esta ley una ampliación del horario de trabajo de los funcionarios, lo que significa que trabajarán más horas con el mismo sueldo, otra forma más de recorte. Con esta medida intentan frenar las contrataciones de personal eventual o interino, ya que al estar el funcionario más tiempo trabajando, las funciones que hacían los eventuales podrán realizarse por los funcionarios de carrera, o al menos parte de ellas.

Más horas de trabajo por el mismo sueldo


De la lectura de la nueva ley se concluye que cualquier acuerdo o convenio firmado con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, y que hagan referencia a crecimientos en los sueldos que cobran los funcionarios, quedan anulados. Esto va a afectar a muchos funcionarios, como los que se encuentran destinados en la Agencia Tributaria. Aquí existía un acuerdo en vigor, a través del cual los funcionarios iban subiendo de tramo retributivo a medida que iban cumpliendo años de servicio. Estas subidas de tramos incrementaban elementos del sueldo del funcionario como el complemento específico y el complemento de destino, subiendo por tanto las cantidades que veía reflejada en su nómina cada mes. Con el actual texto este acuerdo de carrera profesional queda totalmente anulado.

Pero los recortes a los funcionarios, que no van a terminar con los incluidos en esta ley, sino que se espera continúen a lo largo del año, afectan también a la duración de su jornada de trabajo. Actualmente, en muchos organismos oficiales, la jornada real de trabajo es de 35 horas semanales, existe un margen de cortesía de 15 minutos a la entrada y otros 15 a la salida. Con la aplicación de lo dispuesto en la Ley de Presupuestos, el funcionario deberá cumplir íntegramente la jornada completa de treinta y siete horas y media semanales, por lo que cada día trabajará media hora más. También los acuerdos relacionados con las materias de horario y jornada de trabajo quedan anulados.

En cuanto a las oposiciones se ha confirmado lo que ya se esperaba. La Oferta de Empleo Público para 2012 en principio no convocará oposiciones para funcionarios de nuevo ingreso, ni para aquellos procesos de consolidación de empleo, salvo excepciones. Estas excepciones son las únicas que a lo largo de este año se publicarán. Corresponden a las convocatorias de personal docente, plazas en hospitales y centros de salud del Sistema Nacional de Salud, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policía Local, a los cuerpos del control y lucha contra el fraude fiscal y también contra el fraude laboral, bomberos y determinadas plazas de investigadores. La contratación de personal eventual e interino queda reservada para casos de exclusiva necesidad o urgencia. Las plazas que queden libres en las diferentes Administraciones Públicas, por el personal que se vaya jubilando, quedarán amortizadas.

A la espera de más recortes para los funcionarios


Los recortes a funcionarios continúan materializándose, de momento con esta ley, como aumento de horas de trabajo por el mismo salario. Está aún pendiente la aprobación de los recortes en el número de días de vacaciones que tienen los funcionarios, y está aún por ver si existirá un recorte directo en los sueldos incluidos en las nóminas mensuales, o en las pagas extras. Además el ingreso de nuevo funcionarios es prácticamente nulo, y las no renovaciones de contratos eventuales y de interinos cada vez se producen más.